jueves, 16 de julio de 2009

Conspiración Zombie, mezcla entre ciencia ficción e historia de la ciencia

Si te gusta la la ciencia y al literatura, y te gusta verlas juntas, y para colmo te agrada que se especule sobre la ciencia, y como si fuera poco te viene bien si se habla sobre la historia de la ciencia, y encima se somete esa historia de la ciencia a elementos de ciencia ficción

Sí, se cansaron de tantas oraciones subordinadas, ¿no? Resumiendo, si les gusta todo eso prueben leer Conspiración Zombie, una serie de cuentos que formarán una historia, una historia de zombies y cómo la historia los ha ocultado durante siglos. Sí, yo mismo soy el autor. Si los leen, ¡comenten!

Para que vean lo que ya está publicado:

- Sherlock Holmes contra los Zombies

- Sherlock Holmes contra los Zombies: Segunda parte

- Lovecraft contra los Zombies

- Lovecraft contra los Zombies: Segunda parte

- PROXIMAMENTE: Freud y Charcot contra los zombies

Conspiración Zombie

jueves, 12 de febrero de 2009

Historia del Origen de las Especies de Darwin

Hoy se cumplen 200 años del nacimiento de Charles Darwin, un científico que que con su libro El origen de las especies, produjo una revolución tan importante tanto en el campo de la biología, como en la filosofía occidental, que se lo suele comparar con la que hizo Isaac Newton con su Principia mathemática.

image Por eso vamos a conocer la historia editorial de tan importante obra. El nombre completo de la primera edición fue On the Origin of Species by Means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life. Luego a partir de la sexta edición de 1872, el título de la obra fue cambiado a El origen de las especies.

Darwin venía trabajando en este libro desde 1836, que es cuando volvió de su viaje alrededor del mundo a bordo del HMS Beagle.

Todos esos años los pasó buscando evidencias, y también dudando sobre si publicar o no su teoría, ya que él sabía muy bien todo lo que vendría luego. Y si no fuese porque el naturalista Alfred Russel Wallace se puso en contacto con Darwin en 1858, tal vez este último habría seguido indefinidamente buscando más pruebas.

Pero el asunto es que Wallace llegó a la misma explicación que Darwin para el mecanismo de la evolución: la selección natural, y así se lo hizo saber a Darwin enviándole un manuscrito. Luego presentaron en conjunto sus conclusiones.

Y lo cierto es que Darwin recién se sentó a escribir su libro luego de dar a conocer su teoría junto con Wallace, a pesar de que para 1844 ya tenía esbozados los preceptos principales de la teoría. Tardó 13 meses en escribir el libro, que él consideraba sólo una introducción.

Charles Lyell, naturalista famoso en la época y amigo personal de Darwin, lo convenció de que finalmente publicase su libro, y hasta le consiguió un editor: John Murray. Este estuvo de acuerdo en publicar el libro aunque no lo había visto, y accedió a darle a Darwin dos tercios de las ganancias que se consiguieran con él.

Darwin quería llamar al libro An abstract of an Essay/on the/Origin/of/Species and Varieties/Through natural selection/ (Un resumen de un ensayo sobre el origen de las especies y variedades a través de selección natural). Obviamente Murray le dijo que ese título no iba a atraer a nigún lector, por lo que lo cambió por el que mencionamos más arriba.

Finalmente fue publicado un 24 de noviembre de 1859, la edición contaba con 1250 ejemplares, y costaba 15 shillings. De esos 1250, sólo salieron a la venta 1170, ya que se dieron copias para reseñas, bibliotecas, copiright, etc. Dos días antes Murray ya había vendido todos los libros a las librerías, no le quedó ni uno sólo en editorial. De ahí sale la confusión que suele decir que el libro se vendió todo en un sólo día, no se sabe cuanto tardaron las librerías en venderlo.

El 7 de enero de 1860 salió la segunda edición, esta vez con 3000 ejemplares. En vida de Darwin, se publicaron seis ediciones en total, cada una con algunos cambios y revisiones para lidiar con los argumentos que se iban presentando por parte de los detractores de la teoría.

La tercera, de 1861, tenía un apéndice introductorio. Pero uno de los cambios más famosos vino con la quinta edición, publicada el 10 de febrero de 1869, que incorporó la frase “supervivencia del más apto”, acuñada por Herbert Spencer.

Aunque la edición que más cambió a la obra, fue la sexta. Publicada luego de que saliera el libro On the Genesis of Species, de George Jackson Mivart, en enero de 1871. Este libro era una crítica devastadora de la teoría de Darwin.

Darwin se lo tomó tan personal que se puso a trabajar en una revisión extensa de El origen de las especies, incluso agregando la palabra evolución por primera vez, ya que antes sólo usaba la palabra transformaciones. Agregó también un nuevo capítulo refutando los alegatos de Mivart.

Para esta ocasión, Darwin también le pidió a Murray, el editor, que hiciera una edición más barata, ya que se había enterado de gente que juntaba los 15 shillings entre varios para poder comprarlo.

La edición salió finalmente el 19 de febrero de 1872, y costaba 7 shillings, las ventas se triplicaron.

Fuentes

miércoles, 28 de mayo de 2008

La Biblia de Plata o Codex Argenteum, un periplo de 1500 años

Una de las gemas más preciadas en cuestión de manuscritos y libros antiguos, es la llamada Biblia de Plata, o mejor conocida como Codex Argenteus. Que como su nombre lo dice, está escrita con letras de plata y oro, sobre un pergamino púrpura.

Se trata de una Biblia, o mejor dicho los cuatro testamentos, que fueron escritos en tinta de plata en el año 520, en Rávena, la que hasta hacía poco tiempo había sido la capital de lo que quedaba del Imperio Romano en Europa. (imagen: primera página del códice)

Según se dice fue hecha para Teodorico el Grande, el rey de los ostrogodos. Los godos habían sido cristianizados, pero no al catolicismo que imperaba en la región italiana, sino al arrianismo. Por eso esta Biblia fue traducida del idioma griego al gótico por el obispo godo y arriano Ulfilas.

Como se dijo antes, no contiene todos los libros de la Biblia, ni todo el Nuevo Testamento, sino tan sólo los cuatro evangelios canónicos.

En un principio el Codex Argenteus constaba de 336 folios, pero hoy en día tan sólo se conservan 188. De esos 187 se encuentran en la biblioteca Carolina Rediviva de la Universidad de Uppsala, Suecia. El último folio, descubierto en 1970, se encuentra en la Catedral de Espira, Alemania. Cada folio escrito con tinta de plata, y algunas letras con tinta de oro, en un pergamino de muy buena calidad teñido de púrpura, el color imperial, con tintas vegetales. El lomo del codex estaba adornado, y probablemente con perlas y piedras preciosas.

Esta Biblia de Plata no sólo tiene de extraordinario su manufactura, sino su historia, ya que desde la muerte de Teodorico en el 526 nada más se supo sobre el Codex Argenteus durante mil años.

El problema fue que treinta años después de la muerte de Teodorico el reino ostrogodo de Italia encontró su fin ante el avance reconquistador del Imperio Romano de Oriente. Justiniano era el emperador en aquel momento, y convirtió a Rávena en la capital de Italia. El problema es que Justiniano era católico, por lo cual la Biblia de Plata era herética, ya que pertenecía al culto arriano, y para colmo escrita en una lengua que ya no se usaba.

De esta forma Codex Argenteus desaparece de archivos e índices durante mil años. Lo que sucedió fue que el manuscrito completo fue desperdigado por Europa. A mediados del siglo XV aparecieron 187 folios del manuscrito en la abadía benedictina de Werden. Se habla de el codex por primera vez en 1569, cuando Johannes Goropius Becanus de Amberes lo menciona. En 1597, Bonaventura Vulcanius, publicó el texto completo de los folios y le dio el nombre de Codex Argenteus. (imagen: encuadernación actual de la Biblia de Plata)

El folio final del códice tendría que esperar 500 años más, para aparecer en 1970 en la Catedral de Espira.

Cómo sucedió todo esto, es sólo materia de especulación, pero se cree que el folio de Espira fue separado del resto a mediados del siglo XV, cuando aparecieron en Werden los otros 187 folios que hoy existen. Según se cree, el de Espira habría sido enviado a Maguncia para comprobar su autenticidad, y allí se perdió entre las reliquias de San Erasmo, y con ellas llegó a Espira.

De cómo llegó a Werden el resto, se cree que fue gracias a Carlomagno, quien conquistó Rávena en el siglo octavo, y la llevó a su capital Aquisgrán, cercana a la abadía de Werden. No se sabe cuantos folios existirían en esa época, pero de la abadía fue a parar a la biblioteca del emperador Rodolfo II en su sede imperial de Praga. De allí terminó en la biblioteca de la reina Cristina de Suecia, en Estocolmo, luego de que Praga fuese ocupada por los suecos al final de la guerra de los treinta años.

La reina se convierte al catolicismo, y luego abdica en 1654, allí es que el Codex Argenteus vuelve a desaparecer. Pero reaparece en los Países Bajos de la mano del librero de la reina, Isaac Vossius, quién lo vende en 1662 al Canciller sueco Magnus Gabriel De la Gardie.

Este último fue quien lo encuadernó como lo conocemos hoy en día, y lo donó a Universidad de Uppsala, donde descansan actualmente esos 187 folios de la Biblia de Plata. Su peregrinación no terminó allí, igualmente, ya que tuvo un breve viaje en 1995, cuando fue robada de una exposición, aunque apareció un mes más tarde en una de las taquillas de la consigna de la Estación Central de Ferrocarriles de la capital sueca Estocolmo.

El fragmento final del Codex Argenteus, el folio numero 188 que sobrevive hoy en día, fue descubierto en octubre de 1970 por Franz Haffner, en la Catedral de Espira, Alemania. Lo encontraron enrollado alrededor de un marco de madera delgado, contenido en un pequeño relicario originario del taller de Aschaffenburg, cuando estaban restaurando la capilla de Santa Afra. Esta hoja contiene los 9 últimos versículos del capítulo 16 del Evangelio de San Marcos.

Ahora, donde fueron a parar los 148 folios faltantes es un misterio, tal vez algún personaje privado los tenga en su poder, sin haberlos dado a la luz, tal vez incluso sin conocer su verdadero valor.

Fuentes

-Munkhammar, Lars, Codex argenteus. From Ravenna to Uppsala – the wanderings of a Gothic manuscript from the early sixth century, 64ª Conferencia General de la IFLA, del 16 al 21 de agosto de 1998, en 64th IFLA General Conference

-Universidad de Uppsala





martes, 21 de agosto de 2007

Utopía, de Tomás Moro

Utopía es sin duda uno de los libros que más influenció en la literatura fantástica y de ciencia ficción.

El autor es Tomás Moro (Thomas More, sir y santo), y fue publicado por primera vez en 1516 con el título De Optimo Reipublicae Statu deque Nova Insula Utopia (Sobre el estado óptimo de la República de la Nueva Isla de Utopía.

La palabra Utopía es una creación de Moro que hoy en día se utiliza para calificar a algo de demasiado perfecto, soñado, ideal; aunque es utilizada especialmente para describir una sociedad ideal, perfecta. Moro derivó la palabra del griego οὐ ou (no), y τόπος tópos (lugar), latinizado como Utopia, que significa tierra de no lugar.

Para Moro no era su sociedad perfecta, sino que su idea era contrastar esta tierra imaginaria con la política caótica de su época. Quería discutir sobre los problema sociales de Europa.

Se cree que Moro llegó a la idea de Utopía cuando trabajó con Erasmo de Róterdam, que juntos tradujeron algunos trabajos de Luciano de Samósata, del griego al latín. También Moro se vio influenciado por La República de Platón.

No se sabe con exactitud la razón por la cual Moro escribió esta obra, ya que no tiene nada que ver con su forma de pensar. En Utopía no hay propiedad privada, existe el divorcio, la eutanasia y hay sacerdotes casados, y sacerdotisas. Moro era un católico devoto y todo esto que comentamos va en contra de sus creencias.

También el estilo de vida comunista de Utopía está bastante alejado de un terrateniente como era Moro. Se cree que Moro estuvo influenciado por los escritos de Americo Vespucio también, y por la idea errónea que se tenía de América en aquellos tiempos. Recordemos que América había sido descubierta por los europeos recién en 1492, y que para la época de publicación del libro recién Solís estaba descubriendo el Río de la Plata.

Pero muchos la ven como una sátira, una forma de mostrar el contraste con su sociedad, y una forma de ridiculizarla.

Aunque hay quienes creen que Moro estaba de acuerdo con las ideas volcadas en Utopía.

No sólo Utopía tiene un nombre que evoca a algo imaginario, No lugar. Sino que hay diversas tierras mencionadas en la obra como Achora, que significa nolandia; Polyleritae, que quiere decir “mucho sin sentido”; Macarenses, tierra feliz; y el río Anydrus, que significa no agua, sin agua. Estos nombres enfatizan la idea de que es un lugar completamente ilusorio. Incluso el personaje que viaja a Utopía, Rafaél, tiene como apellido Hythlodaeus, que significa dispensador de sin sentidos.

Moro comenzó a escribir Utopía cuando fue enviado a Flandes, en mato de 1515. Allí armó la que sería la segunda parte del libro, la descripción de la sociedad. Luego a su vuelta a Inglaterra escribió la primera parte. Terminó de escribirla en 1516. Ese mismo año fue impresa en Lovaina (Alemania) con edición de Erasmo. Moro realizó una revisión de la obra en 1518 que fue publicada en Basilea (Suiza) en noviembre de ese año. Siempre en latín.

Al inglés recién fue publicada recién en 1551, dieciséis años después que Tomás Moro fuese ejecutado. Traducida por Ralph Robinson. La edición en inglés más común hoy en día es la de Gilbert Burnet de 1684.

Al parecer Moro no estaba muy interesado en publicar Utopía, su amigo Erasmo lo convenció luego de leerla. Se volvió popular ya en la propia época de Moro. Y hoy en día es más popular la palabra que la obra, pero sin duda muchas novelas y películas se vieron influenciadas por Utopía, incluso hubo quienes quisieron implementar una sociedad similar, como Vasco de Quiroga en Michoacán, México.


lunes, 2 de julio de 2007

Las aventuras de Huckleberry Finn, de Mark Twain

Las aventuras de Huckleberry Finn (Adventures of Huckleberry Finn)es una novela clásica, de todos los tiempos, escrita por Mark Twain publicada en 1885. Generalmente se la llama la primera de las grandes novelas norteamericanas. De ella dijo Ernest Hemingway: “Toda la literatura moderna estadounidense procede de un libro escrito por Mark Twain llamado Huckleberry Finn... Todos los textos estadounidenses proceden de este libro. Antes no hubo nada. Desde entonces no ha habido nada tan bueno.”

Fue también la primera novela escrita en Estados Unidos usando localismos del sur negro, introdujo el lenguaje común de los esclavos de las grandes plantaciones sureñas de EEUU.

Huckleberry "Huck" Finn, el protagonista de la historia, habla el lenguaje típico de aquellos tiempos, y la historia está contada en primera persona. Huck es el mejor amigo de Tom Sawyer, otro gran personaje de Twain, protagonista de tres novelas.

Las aventuras de Huckleberry Finn relatan las peripecias del inocente y joven protagonista, con descripciones coloridas de la gente y los lugares que él va recorriendo a lo largo del río Mississippi. No se cuida de denunciar el racismo de la época de la mano del gran personaje Jim, un esclavo fugitivo. Así el viaje en balsa se transforma en una de las imágenes más duraderas de escape y libertad de la literatura estadounidense.

La novela vio la luz en 1885, si bien en las primeras ediciones la fecha de copyright es de 1884. Fue publicado por la editorial Webster & Co de Charles L. Webster de Nueva York. Se imprimieron tres mil copias, ilustradas por EW Kemble.

A pesar que la sociedad sureña que se satiriza en el libro era de mediados de 1800, antes de la guerra civil, la publicación de Las aventuras de Huckleberry Finn fue muy controversial, y lo sigue siendo hoy en día.

Al parecer Twain concibió la novela como compañera de Las aventuras de Tom Sawyer (publicada en 1876), que seguiría a Huck Finn en su adultez. Comenzó, con un capítulo que luego borró, un manuscrito con el título Huckleberry Finn's Autobiography, (La autobiografía de Huckleberry Finn). Twain trabajó varios años en el manuscrito, abandonando luego la idea de relatar toda la historia de Finn hasta la adultez. Se cuenta que luego perdió interés en el manuscrito y lo dejó de lado por varios años, y que luego de realizar un viaje por el río Mississippi, Twain retomó la obra.

Hay hipótesis de por qué las aventuras de Finn se llaman Adventures, a secas, y no The Adventures, como las de Tom. Según opinan los teóricos literarios se debía a que la historia de Tom, por aquel momento, estaba terminada, mientras que la de Huck termina con su intención de ir al oeste, así que no estaba terminada, era una simple aventura de tantas, no Las aventuras completas.

Apenas publicada la biblioteca de Concord, Massachusetts lo prohibió inmediatamente por los “temas cursis” y “el lenguaje ignorante en el que está narrado”. Pero el 29 de marzo de 1885 el periódico San Francisco Chronicle salió en su defensa diciendo que el lenguaje era muy realista.

Pero así y todo han habido incontables intentos de “limpiar” el lenguaje del libro, todos por suerte fueron fallidos. Incluso en una película de TV para la CBS no se habla de negros, ni de esclavitud e incluso eliminaron al personaje tan importante para la historia de Jim, el compañero de viaje de Huck. Y fue quitado de las listas de lecturas recomendadas en muchas bibliotecas del país, lo gracioso es que generalmente se lo acusó de racista, seguramente por racistas.

Hoy en día pueden conseguirse ediciones de esta primera impresión de Las aventuras de Huckleberry Finn, si bien rondan los 17 mil dólares.

Más: Completo sitio sobre la obra

miércoles, 20 de junio de 2007

Principia Mathematica, de Isaac Newton

Hoy vamos a hablar de una de las obras más importantes de la historia de la ciencia: Philosophiae Naturalis Principia Mathematica (que en latín significa Principios matemáticos de la Filosofía natural), de Isaac Newton. Esta obra marcó un antes y un después en la historia de la ciencia. Fue publicada en el año 1687. No vamos a hablar de la obra en sí, sobre ello pueden leer en el enlace de Wikipedia, lo que contaremos es la historia que hay detrás de esta obra magnífica y de semejante personaje de la historia.

Debemos la existencia de esta obra a la presión que Edmond Halley ejerció sobre Newton. Gracias a que este amigo lo instó, Newton se animó a publicar sus descubrimientos en física y cálculo matemático, porque el científico no se animaba, por temor a que otros se apropiaran de sus descubrimientos. Newton agradece a su amigo en las primeras páginas del libro, nosotros también le agradecemos.

La obra consiste en tres libros con los fundamentos de la física y la astronomía escritos en un lenguaje puramente geométrico. Los tres tomos fueron presentados al público el 5 de julio de 1687.

En 1684 Halley recibió un pequeño tratado de nueve páginas de Newton llamado De motu corporum in gyrum (Sobre el movimiento de los cuerpos en órbita) en la cual el científico presenta ya su obra. Halley mismo presenta los resultados de ese tratado en la Royal Society en diciembre de ese año. Newton no estaba contento con la idea así que insistió en revisar el manuscrito antes de publicarlo, y así fue que durante un año y medio fue desarrollando lo que se convertiría en la Principia.

Ya en abril de 1686 se presentó ante la Royal Society el primero de los tres libros que componen la obra. Hubo algunos problemas pero la sociedad aprobó la publicación de la obra el 30 de junio. Pero al parecer la Sociedad había gastado su presupuesto para libros en una historia de los peces, así que el costo inicial de la publicación lo abonó Edmund Halley de su propio bolsillo.

El segundo libro estaba listo para ser impreso en 1686, pero recién fue enviado a la imprenta en marzo de 1687. El tercer libro fue completado un año después, en abril de 1687, presentado ante la Royal Society el 6 de ese mes. Y fue publicado en julio, como dijimos.

El libro causó un gran impacto en el mundo científico y pronto se extendió por toda Europa. En poco tiempo la primera impresión fue completamente vendida. De esta primera edición son pocas las copias que sobreviven hoy en día. En la Wren Library en el Trinity College, de Cambridge está la copia personal de Newton, con notas que él hizo para la segunda edición. En el Whipple Museum of the History of Science, también en Cambridge hay una copia que perteneció a Robert Hooke. En la Fisher Library de la Universidad de Sydney, Australia hay una copia anotada por un matemático desconocido.

De esta primera edición se publicó una edición facsimilar en 1972 realizada por Alexandre Koyré y I. Bernard Cohen.

En vida de Newton se publicaron dos ediciones más de la Principia. Gracias al director del Trinity College, Richar Bentley, se influenció al profesor de astronomía del mismo colegio para que se encargara de editar una segunda edición. Newton no tenía intenciones de comenzar a reescribir la obra hasta 1709, pero gracias a los esfuerzos de Cotes, la obra salió el 30 de junio de 1713 con numerosas correcciones de Newton. Al parecer todo salió mal, porque Bentley sólo le envió seis copias gratis a Newton y a Cotes no se le pagó, ni se le reconoció su trabajo de editor.

Esta segunda edición fue famosa por un pequeño ensayo que fue agregado llamado General Scholium. Allí Newton criticaba a Descartes y a Leibniz, y entablaba su famosa Hypotheses non fingo "no inventar hipótesis".

La tercera edición fue publicada el 25 de marzo de 1726.




martes, 19 de junio de 2007

Descubren un manuscrito de Isaac Newton en donde pronostica el fin del mundo para 2060

Según un manuscrito presentado por la Universidad Hebraica de Jerusalén, Isaac Newton pronosticaba que el fin del mundo llegará en 2060.

El documento se muestra al público por primera vez desde 1969 en el marco de una exposición titulada "Los secretos de Newton".

En una carta con fecha de 1704, el físico y astrónomo inglés, Isaac Newton, alquimista y estudioso de la teología, hizo un cálculo basado en un fragmento de la Biblia, sacado del Libro de Daniel. El científico sostenía que debían pasar 1.260 años entre la refundación del Imperio Romano por Carlomagno —en el año 800— y el fin del mundo. Esto debe ser de la época en la cual Newton se había volcado al esoterismo.

Los manuscritos llegaron a la Biblioteca Nacional de la Universidad Hebraica de manos de un coleccionista que conservaba numerosos documentos de Newton.

Fuente: Axxón